Miércoles, 21 Noviembre, 2018

La noticia del día

MENSAJE DEL ICAP AL MOVIMIENTO DE SOLIDARIDAD CON CUBA

Una vez más Cuba es objeto de una burda campaña de injurias por la soberana decisión que tomó de retirarse del Programa Más Médicos de Brasil ante las amenazas e irrespeto del presidente electo de ese país, Jair Bolsonaro.

En nombre del gobierno y pueblo cubano, el ICAP agradece el acompañamiento de todas y cada una de las amigas y amigos que apoyaron y aún apoyan moral, política, y materialmente a nuestros galenos en cualquier escenario en que estos se encuentren, a la vez que apreciamos también las expresiones de comprensión, solidaridad, y sobre todo de respeto al derecho de autodeterminación y soberanía de nuestro pueblo. (Texto)

La Habana, 20 de noviembre de 2018.

“Año 60 de la Revolución.”

Estimadas amigas y amigos del Movimiento de Solidaridad con Cuba:

Una vez más Cuba es objeto de una burda campaña de descrédito e injurias por la soberana decisión que tomó el Ministerio de Salud Pública de Cuba de no continuar participando en el Programa Más Médicos de Brasil ante las amenazas e irrespeto del presidente electo de ese país, Jair Bolsonaro, el cual ha declarado y reiterado que modificará los términos y condiciones del Programa, irrespetando a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y a lo convenido por la misma con Cuba, al cuestionar la preparación de los médicos cubanos, y condicionar su permanencia en el programa a la revalidación del título y a la contratación individual.

Con total desfachatez, Bolsonaro, la ultraderecha de ese país, y la mafia miamense atacan los acuerdos triangulares OPS-Brasil-Cuba esgrimiendo las falacias de que Cuba se apropia de los salarios de los médicos, y que no permite la presencia de sus familiares en Brasil, llegando a cuestionar la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que una y otra vez han prestado sus servicios en aquellos lugares a los que no quieren ir los médicos brasileños ni los médicos de otros países; asumiendo nuestros galenos peligros y riesgos por su noble vocación de salvar vidas.

Sabe muy bien el presidente Bolsonaro que, aun cuando se produjo el golpe de estado legislativo judicial contra la presidenta Dilma Rousseff, Cuba continuó participando del acuerdo, con la única condición que se mantuvieran las garantías ofrecidas a los colaboradores por las autoridades locales.

Decidimos, por considerar riesgosa la presencia de nuestra colaboración médica en las actuales circunstancias de Brasil, tras el triunfo electoral de Bolsonaro, su retirada del hermano país. Cuba, en su condición humanista, que prioriza en primer lugar al ser humano antes de consideraciones económicas o de otra índole, se vio impelida de tomar la decisión de proteger a sus profesionales física y moralmente, decisión que la mayoría de los amigos del mundo, especialmente los latinoamericanos, han entendido y apoyado haciéndolo explícito a través de mensajes y comunicados circulados en la redes sociales.

El Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en nombre del gobierno y pueblo cubano, agradece el acompañamiento de todas y cada una de las amigas y amigos que apoyaron y aún apoyan moral, política, y materialmente a nuestros galenos en cualquier escenario en que estos se encuentren, a la vez que apreciamos también las expresiones de comprensión, solidaridad, y sobre todo de respeto al derecho de autodeterminación y soberanía de nuestro pueblo.

Nuestros representantes de la medicina comenzarán a regresar a su patria en los primeros días con el orgullo del deber cumplido, con la frente limpia, en alto, y con la convicción de volver nuevamente a cumplir su misión en cualquier país hermano que lo necesite.

Tenemos la certeza que las despedidas, en cada uno de los estados brasileros en que fueron acogidos como huéspedes ilustres, serán mucho más emotivas que los grandes actos en que fueran recibidos.

A su vez, también tenemos la convicción que los profundos lazos de solidaridad y amistad, que se han formado entre nuestros pueblos, no podrán ser quebrantados jamás.

Sólo nos resta reiterarles a cada uno de ustedes nuestro compromiso de continuar con la dignidad en alto, enarbolando nuestra verdad sin ceder ni un tantico en nuestros principios; tarea que sabemos no será fácil, en la cual contamos con el apoyo de cada uno de ustedes, los amigos de siempre, los amigos de mil batallas con los cuales hemos compartido innumerables victorias. Sepan que no los defraudaremos.

Saludos revolucionarios, Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos

Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos © 2011
Dirección de Información y Análisis