Jueves, 13 Septiembre, 2018

La noticia del día

Homenaje en Cuba al reverendo Lucius Walker

 

Por: Iliana García Giraldino Fotos: Karoly Emerson

La Habana.- El legado del reverendo Lucius Walker (1930-2010), apasionado fundador de las caravanas de amistad Estados Unidos-Cuba, fue recordado este jueves ante la tarja que lo recuerda en la Tribuna Antimperialista José Martí, donde le rindieron tributo cubanos y estadounidenses.

Participaron en el homenaje estudiantes de EE.UU. que se forman como médicos en la Isla; directivos Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO) Pastores por la Paz; líderes religiosos y miembros del Consejo de Iglesias.

La secretaria ejecutiva de IFCO, Gail Walker, hija del gran amigo de Fidel y de Cuba, encabezó la ceremonia, junto a Caridad Diego, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Sandra Ramírez, directora en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

El reverendo Raúl Suárez, del Centro Memorial Martin Luther King, afirmó que a Lucius se le recuerda como amigo, cristiano y revolucionario, “demostró con su vida lo que es amar al prójimo”, aseveró.

Rememoró cuanto amó a Cuba el líder de Pastores por la Paz, incansable luchador contra el bloqueo, y su ejemplo de auténtico seguidor de Cristo, destacando que sus acciones rompían esquemas y eran revolucionarias.

También intervino Melisa Barber, graduada de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y quien atiende en IFCO la coordinación para que jóvenes estadounidenses con escasos recursos viajen a La Habana a estudiar en ese centro.

Cuando muchos decían que era imposible, el reverendo Lucius peleó con fuerza para que esos muchachos tuvieran la oportunidad que brindaba Cuba, y gracias a este empeño hoy ya se han graduado 176, otro grupo cursa estudios y próximamente se iniciará un nuevo proceso de selección, significó.

Dos estadounidenses estudiantes de la ELAM evocaron al reverendo, valiente activista social. “Era un hombre bondadoso y sincero, se preocupaba por cada uno de los que viajaríamos a estudiar a Cuba”, expresó Isaam Mohammed, en tanto Ivan Smiley dijo sentirse orgulloso de seguir los pasos “de un hombre tan genial”.

Lucius fue condecorado con la orden Carlos J. Finlay por la contribución al Sistema de Salud cubano; distinción que le fue impuesta por el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien afirmó entonces que "la ética, la moral y la fe no pueden ser destruidas". Además, Cuba otorgó la Orden de la Solidaridad, y la Medalla de la Amistad a su organización.

El reverendo, fallecido el 7 de septiembre de 2010, es recordado en Cuba con admiración, respeto y cariño. En 1992 declaraba al periódico Granma:

"Al principio pensamos que nuestra tarea debía ser enviar caravanas como se hacía con relación a Centroamérica. Pero mientras más observábamos la situación, más nos percatábamos de que los problemas primarios de Cuba no necesitaban mucho de nosotros, sino de romper el bloqueo. Nos dábamos cuenta de que Cuba no requería la misma ayuda que otros países porque tenía la capacidad y fuerza para proveerse a pesar del bloqueo. Nuestra dirección evaluó el caso y decidió que nuestra contribución sería luchar para terminar con el bloqueo".

Las Caravanas de la Amistad Estados Unidos-Cuba IFCO-Pastores por la Paz, continúan llegando a la Isla, haciendo honor al legado de su fundador.

 

 

Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos © 2011
Dirección de Información y Análisis