Jueves, 7 Septiembre, 2017

La noticia del día

Acto por el aniversario 50 de IFCO y homenaje a Lucius Walker

En la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) se rindió este jueves un conmovedor homenaje a la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO) y a su fundador, el gran amigo de Fidel y de Cuba, creador de Pastores por la Paz, reverendo Lucius Walker, en el séptimo aniversario de su desaparición física.

En todas las intervenciones los oradores evocaron la vida y obra de quien fuera incansable luchador por la justicia desde sus raíces bíblicas y teológicas, con sentido político, con incesante trabajo en las comunidades y luchador contra el bloqueo de Estados Unidos a Cuba.

En la ocasión fueron recordadas las palabras de Fidel el 25 de agosto de 1993, luego de la huelga de los caravanistas en Laredo durante su viaje a Cuba: … “de los labios de

Lucius no salió una sola palabra de odio contra nada y contra nadie; solo salían razones, argumentos, verdades, verdades duras, pero simplemente verdades, porque los Pastores por la Paz luchan precisamente por eso, por la paz; la Caravana de la Amistad lucha precisamente por eso, por la amistad: la amistad entre el pueblo de Estados Unidos y el pueblo cubano, la amistad entre el pueblo de Estados Unidos y todos los pueblos del mundo”.

En su discurso, Fernando González, presidente del ICAP, destacó que Lucius batalló incansablemente por lograr la justicia social en su país, a través del valioso trabajo que desarrolló en IFCO.

Esa Fundación centró todos sus esfuerzos en lograr más apoyo de las iglesias a las organizaciones progresistas y a lucha por la justicia social fundamentalmente en las comunidades más desfavorecidas como las afroamericanas y las latinas, agregó.

Recordó Fernando que el 20 de noviembre de 1992 IFCO hizo llegar su mano solidaria a Cuba, al organizar la primera Caravana de la Amistad que en viaje de desafío cruzó la frontera por Laredo, Texas después de recorrer 90 ciudades estadounidenses recolectando 12.5 toneladas de medicinas, leche en polvo, bicicletas, materiales escolares y biblias, burlando así las criminales leyes del bloqueo.

“Para Lucius, la Caravana no sería un rescate económico sino una ayuda humanitaria que también permitiría divulgar la realidad cubana en el pueblo estadounidense, y así edificar un movimiento que abogara por la eliminación de las hostiles políticas de EE UU hacia Cuba, agregó.

Recordó que varios caravanistas liderados por Lucius decidieron permanecer en huelga de hambre hasta lograr el paso de la carga cuando pretendieron impedírselo. “No se imaginaban que ese vehículo se convertiría en un símbolo de lucha contra el bloqueo y en una genuina expresión de amistad entre nuestros pueblos”, aseguró.

El presidente del ICAP puso de relieve que IFCO participó activamente en la campaña por el regreso del niño Elián e integró la campaña mundial por la liberación de los Cinco; además de concretar el sueño de Fidel y Lucius al extender el abanico de nacionalidades de la Escuela Latinoamericana de Medicina con la inclusión de estudiantes norteamericanos.

Fernando agradeció a IFCO por su activismo social, y expresó finalmente: los convocamos a sumar más integrantes a la Caravana de Pastores por la Paz, ante la permanencia de la hostilidad de EE. UU., Cuba necesita de manos solidarias que se levanten unidas en apoyo a su soberanía”.

Al intervenir, Gail Walker, hija de Lucius y Directora Ejecutiva e IFCO-Pastores por la Paz, agradeció el tributo a su padre de quien destacó su compromiso como hombre, padre, maestro, pastor, ministro profético y organizador comunitario y su condición de inspirador para el activismo social en apoyo a los desfavorecidos. “Por eso es honrado y venerado en muchas partes del mundo”, subrayó.

Recordó anécdotas de Lucius de quien aprendió siendo testigo de sus luchas. “A menudo salía a las calles a protestar en demanda de justicia y la policía lo arrastraba. Cuando me preguntaban si tenía miedo por él yo respondía que no, porque él siempre regresaba”, relató.

Lucius fue un hijo amado de Fidel, y los dos cultivaron la idea y llevaron adelante el proyecto de darle la oportunidad a jóvenes estadounidenses sin recursos para formarse como médicos en la ELAM, agregó.

Manifestó el orgullo de, enriquecidos por el legado de Lucius, continuar su camino por la justicia, “el continúa inspirándonos “, remarcó.

Caridad Diego Bello. Jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, se encontraba también en la presidencia del acto en el cual el reverendo Raúl Suárez, Director del Centro Martin Luther King, transmitió un profundo mensaje de agradecimiento y hermandad. “Hablar de IFCO es hablar de Lucius”, dijo.

Significó que IFCO fue concebida por Lucius como resultado de su toma de conciencia a partir de sus experiencias y las realidades de Latinoamérica y el mundo. “IFCO tiene raíz bíblica, pastoral y para él todo tenía un sentido político, se dio cuenta que faltaba trabajo del movimiento ecuménico en la comunidad y se entregó al activismo social”, precisó.

Todo ello lo acercó a las problemáticas latinoamericanas y a Cuba, por cuyo pueblo sentía un gran cariño siendo incansable en la lucha contra el bloqueo, aseveró.

En nombre de los estudiantes estadounidenses de la Escuela Latinoamericana de Medicina, Adonay Castillo reconoció el esfuerzo ejemplar de Lucius por fortalecer la amistad entre los dos pueblos. “Nos inspira su legado de solidaridad internacional”, añadió.

Asistieron además Ninah Raoul, miembro del ejecutivo de IFCO, Joel Ortega Dopico. Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, representantes del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, un grupo de la organización Witness for Peace, trabajadores y funcionarios del ICAP.

Poco antes de comenzar el acto, directivos de IFCO y líderes religiosos depositaron una ofrenda floral ante la placa que recuerda a Lucius Walker en la Tribuna Antimperialista José Martí.

(Iliana García Giraldino/ Fotos: Orlando Perera/Siempre con Cuba)

Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos © 2011
Dirección de Información y Análisis