Lunes, 12 Marzo, 2018

De la solidaridad

Congreso de asociación italiana de Amistad con Cuba reafirma apoyo a la Revolución

Parma, Italia.- El XII Congreso de la Asociación Nacional de Amistad Italia- Cuba (ANAIC) concluyó con la reafirmación del apoyo de la organización a la Revolución Cubana, de su condena del bloqueo estadounidense contra el Archipiélago, así como con la exhortación al fortalecimiento de la divulgación de sus acciones mediante los contactos con la juventud, sectores académicos y políticos italianos.

Después de tres días los 120 delegados en representación de unos tres mil 500 miembros agrupados en 68 círculos de todo la nación europea, aprobaron este 11 de marzo un Documento Final en el cual señalaron como su objetivo prioritario fortalecer la campaña contra el bloqueo y el reclamo de la inmediata devolución del territorio ilegalmente ocupado por EE.UU. en Guantánamo.

“Creemos que es esencial unificar todas las energías, experiencias, inteligencia y pasión para relanzar y ampliar el terreno de nuestra solidaridad a favor de Cuba. Al mismo tiempo, consideramos esencial una recuperación y renovación de la Asociación, que es esencial para el crecimiento y el liderazgo de nuestras batallas en la nueva etapa de la actualización con la que Cuba se enfrenta a los retos del nuevo milenio”, expresaron en mencionado texto.

El XII Congreso de la ANAIC renovó su directiva nacional que ahora la encabeza Irma Dioli. En la cita se convino además en robustecer los hermanamientos existentes entre las regiones italiana y las provincias cubanas que, dijeron, “han consolidado las relaciones positivas entre los círculos y las estructuras de Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) de las diversas provincias cubanas”. De estos el existente entre Lombardía y Las Tunas sobresale como uno de los más sólidamente consolidados después d 20 años de establecido.

Igualmente respaldaron a los países del ALBA-TCP y sobre todo manifestaron su “solidaridad incondicional con la Revolución Bolivariana de Venezuela, reconociendo la legitimidad del gobierno del presidente Nicolás Maduro”.

“Reafirmamos enérgicamente nuestra posición de respetar plenamente el derecho internacional, la paz, contra todas las guerras de agresión y contra todas las formas de terrorismo. Creemos en el derecho internacional y nos oponemos a la idea de un mundo unilateral del gobierno de los Estados Unidos”, insistieron.

Desde el punto de vista de la labor cotidiana de la ANAIC en suelo italiano acordaron restablecer y fortalecer sus relaciones con los organismos e instituciones a nivel local y nacional, partidos, diputados, senadores, sindicatos, movimientos, asociaciones que comparten sus objetivos y valores, comenzando por los de solidaridad con Cuba y con América Latina.

Del mismo modo enfatizaron en la necesidad de vigorizar la labor con los jóvenes a través de una comisión especial que garantice la continuidad en el futuro de su trabajo político hacia Cuba. Para ello, declararon, “es importante hacer que la Asociación se conozca también en los espacios de reunión de jóvenes y en los entornos y colectivos estudiantiles y universitarios”.

Al mismo tiempo dejaron bien claro que la “ANAIC está del lado de esas fuerzas sociales, culturales y políticas, así como de aquellas redes nacionales y europeas que luchan por una sociedad más inclusiva y equitativa”.

Cuba, concluyeron, es “un ejemplo de dignidad, coherencia y resistencia antiimperialista para los pueblos”.

Intervención de Vicepresidente primero del ICAP

Al intervenir en la sesión plenaria, el r vicepresidente primero del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Elio Gámez, subrayó el importante papel desempeñado en defensa de la Revolución por la Anaic, una de las primeras instituciones de su tipo fundadas en Europa, hace 57 años.

Destacó la huella dejada en la historia de la organización por hombres y mujeres, desaparecidos físicamente, quienes a lo largo de casi seis décadas se entregaron a la solidaridad con la Isla desde Italia, entre ellos Giovanni Ardisone, joven estudiante de medicina asesinado en Milán durante una manifestación el 27 de octubre de 1962.

Subrayó asimismo, la importancia de continuar adelante con esa solidaridad activa teniendo en cuenta que a pesar de la liberación de los cinco luchadores antiterroristas y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, el bloqueo norteamericano contra la nación caribeña se mantiene intacto, e incluso se recrudece.

Aclaró además, que en las conversaciones de su país con Estados Unidos y la Unión Europea, 'jamás se han puesto sobre la mesa ni uno sólo de nuestros principios de política interna y externa', entre ellos su vocación internacionalista.

Gámez puso especial énfasis en la preservación de la unidad del movimiento de solidaridad como elemento indispensable para lograr la eficacia de sus acciones, con independencia de la filiación política, credo religioso, orientación sexual, color de la piel o procedencia de quienes las desarrollan.

Por otra parte, coincidió con los delegados en la necesidad de impulsar la incorporación de los jóvenes a las actividades de la Asociación y el empleo cada vez mayor del desarrollo tecnológico en función de la información y la comunicación. (PL)

Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos © 2011
Dirección de Información y Análisis